Cómo identificar las necesidades de tu empresa a la hora de hacer Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva


MAY

31

2014

Cómo identificar las necesidades de tu empresa a la hora de hacer Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva

Empezamos una serie de artículos dedicados a las etapas del proceso de Vigilancia tecnólogica e Inteligencia Competitiva, en este post hablaremos de la primera fase, en la que antes de seleccionar las fuentes de información deberemos identificar las necesidades de información de la organización.

 Para Alfons Cornella las necesidades de información de las empresas tienen distintas vertientes y se sitúan en dos entornos diferentes: el más próximo, que incluye a clientes, competidores, proveedores, inversores, distribuidores y reguladores, con los que la empresa debe tratar a diario; y un entorno más remoto, delimitado por la política, la economía, la sociedad y la tecnología, y es preciso que las empresas analicen ambos entornos con objeto de identificar los cambios y tendencias que van a exigir una adaptación de sus estrategias a medio y largo plazo.

Las necesidades de información de una empresa son más complejas que en otras organizaciones, pero la vigilancia es también un recurso muy valioso para Universidades, Centros de Investigación o particulares.

La primera premisa es que resulta imposible estar al día en todo, por lo que la organización debe elegir las áreas de interés estratégico en las que quiere estar bien informada. A menudo, el problema es recibir un exceso de información, lo que provoca una inadecuada elaboración y difusión de la misma, de forma que al final resulta difícil tomar decisiones.

Esta fase supone:

  • Identificar necesidades y definir factores críticos de vigilancia: el mercado, la tecnología, los proveedores, los competidores, el entorno socioeconómico (reglamentaciones, tendencias...).
  • Analizar los medios y recursos disponibles dentro de la empresa.
  • Movilizar a todos los colaboradores de la empresa.
  • Definir el presupuesto de la vigilancia.

Estas etapas están identificadas como requisitos básicos del sistema de vigilancia según la norma UNE 166.006: 2011. 

Por ello, esta primera etapa es de gran relevancia y una vez definidas las necesidades, deben seleccionarse las fuentes de información.

Este sitio usa cookies para mejorar la experiencia de usuario, si permaneces en ella entendemos que estás de acuerdo.