La innovación, como aliada de la igualdad

Hoy es 8 de marzo y queríamos rendir homenaje a todas aquellas mujeres que con su esfuerzo y trabajo durante estos 3 siglos han hecho posible que hoy podamos estar aquí escribiendo estas líneas.

Hemos descubierto que algunos inventos de los siglos pasados han favorecido la incorporación de la mujer a la economía y han permitido avanzar en la mejora de los derechos fundamentales. De la página Unwomen.org (ONU) seleccionamos algunos que más nos han llamado la atención:

  • La Bicicleta fue el invento que permitió mejorar la movilidad e independencia a las mujeres, a partir de 1880.
  • Los Pantalones, su uso entre las mujeres se normalizó después de la segunda guerra mundial, Coco Chanel fue revolucionara asentando las bases del traje pantalón.
  • Internet, invento que creó espacios abiertos para que las mujeres puedan conectar y expresar su conocimiento, inventado en 1980.

Además, queremos señalar que la primera informática fue una mujer, así como varias inventoras han sido las precursoras de Internet, un medio que nos apasiona, y que democratiza el acceso a la información.

Ada Lovelace inventó el primer algoritmo para ser procesado por una máquina, Radia Perlman creó un protocolo de comunicaciones (STP), Valeria Thomas diseñó la tecnología 3D, Hedy Lamar descubrió el Wifi y Angelita Robles fue precursora del ebook.

En el libro de supermujeres, se recogen más de 90  inventoras imprescindibles de nuestra historia.

Creemos en la innovación porque mejora los espacios compartidos entre hombres y mujeres, y posibilita el avance hacia una sociedad donde prime la igualdad.

Para finalizar seleccionamos algunas reflexiones sobre el miedo al cambio, la educación y el liderazgo de mujeres que han dejado huella.

  • “Nada en la vida debe ser temido, solamente comprendido. Ahora es hora de comprender más, para temer menos”

     
    Marie Curie, primera mujer científica y Premio Nobel 1903
  • “Para hacerme poderosa solo necesito una cosa: educación”.

     
    Malala Yousafzai, estudiante y Premio Nobel de la Paz en 2014
  • “Este mundo no va a cambiar a menos que estemos dispuestos a cambiar nosotros mismos”.

     
    Rigoberta Menchú, embajadora de buena voluntad de la UNESCO y Premio Nobel de la Paz en 1992.