Difusión de Información en el proceso de Vigilancia Tecnológica e Inteligencia Competitiva o de generación de productos

La creación del valor añadido de la información exige de un análisis consciente para su difusión en el seno de la organización, pues una información no tiene valor si no puede ser suministrada a la persona adecuada, en el momento oportuno y en el formato deseado.

La elaboración de “productos resultados de la Vigilancia Tecnológica e Inteligencia competitiva” no es una cuestión baladí, requiere de un consenso dentro de la organización y de una planificación metodológica que defina todos sus aspectos.

>> Descarga GRATIS el Manual de Iniciación a la Inteligencia Competitiva <<

En esta etapa se trata de dar forma a la información que se ha analizado y a las conclusiones a las que se ha llegado. Las alternativas para difundir los resultados resultan muy variadas; pueden ser de tipo formal: boletines, informes descriptivos, informes gráficos, indicadores, alertas, etc. o bien de tipo informal (reuniones, mensajes telefónicos) todo va a depender de cómo es la información que se distribuye, de las necesidades de los usuarios a quien se dirigen, de su coste y de la propia cultura de la organización que en ocasiones impone restricciones al flujo y distribución de información. Así como de las posibilidades que nos otorgue la herramienta de VT&IC que elijamos.

Dentro de esta fase, algo que no se debe olvidar es que la información de mayor valor debe protegerse y restringirse a la propia empresa, así como que resulta recomendable realizar puestas en común continuas y fomentar la retroalimentación.

Por último, debe tenerse en cuenta que estas vías de difundir la información pueden también formar parte de una estructura más compleja a través de las intranets, gestores documentales o de conocimiento.

El impacto obtenido como consecuencia del consumo de estos productos de difusión, es difícil de medir dentro de la organización de forma inmediata, pero sí es relevante analizarlo a medio plazo para conocer los resultados que se han obtenido, como puedan ser la aparición de nuevas ideas, proyectos, clientes, oportunidades o amenazas, etc.