Como gestionar ayudas transnacionales para la Conservación del Patrimonio Cultural a través de un software de gestión de convocatorias

El Joint Programming Initiative in Cultural Heritage and Global Change (JPICH) ha convocado unas ayudas para apoyar la investigación en estrategias, metodologías y herramientas para proteger el Patrimonio cultural de los países miembros.

El presupuesto es de aproximadamente 6,96 millones de euros, para proyectos plurinacionales de hasta 36 meses y los países participantes son: Bielorrusia, Chipre, Republica Checa, Francia, Italia, Letonia, Noruega, Polonia, Portugal, España, Holanda y Reino Unido.

Tanto el envío de solicitudes como la evaluación de las candidaturas se están realizando a través del software de gestión de convocatorias y ayudas Quadrivium.

La gestión de una convocatoria de estas características es compleja, no obstante, puede simplificarse usando un software de gestión de convocatorias, incluso en convocatorias transnacionales como esta.

A continuación, os detallamos algunas ventajas de usar un software de gestión de convocatorias.

  • Ahorro de tiempo: Gestionar en una sola plataforma todo el proceso supone un ahorro considerable del tiempo dedicado por los gestores a la convocatoria.
  • Facilita los trámites a los solicitantes: Gracias a los formularios telemáticos se simplifica enormemente el proceso de presentación de solicitudes y en caso necesario, las posteriores justificaciones por parte de los solicitantes a los que se concede la ayuda.
  • Mayor calidad en los procesos: Al ser un proceso en gran medida automatizado, es más fácil para los gestores detectar algunos problemas con validaciones automáticas y dejarles más tiempo para la evaluación y otro tipo de comprobaciones de las solicitudes que deben realizarse de forma manual, aumentando también la calidad del proceso.
  • Mayor control del gasto: Al poder realizar de forma más rápida análisis y explotación de los datos de las solicitudes, es más fácil controlar el gasto y obtener datos para justificar el gasto realizado, pudiendo realizar auditorías de forma más sencilla.